Osteopatía

El tratamiento osteopático consiste en tratar las disfunciones, la hipermovilidad o hipomovilidad que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema nervioso, el sistema muscular, las vísceras, el cráneo...
Osteopatía
  • El tratamiento osteopático

consiste en tratar las disfunciones, la hipermovilidad o hipomovilidad que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema nervioso, el sistema muscular, las vísceras, el cráneo. Busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de autocuración con diversas técnicas terapéuticas: manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, de streching, HVLT, funcionales, entre muchas otras. El tratamiento depende de una evaluación corporal completa, del tipo de lesión y del paciente. Ningún tratamiento es igual a otro y se debe seguir siempre un enfoque personal único.

  • Tipos de Osteopatía

Dependiendo la parte del cuerpo en la que se centran, hay diferentes disciplinas:
Osteopatía articular: Dedicada al restablecimiento del aparato músculo-esquelético y de la postura, centrándose en la columna vertebral y traumatismos.
Osteopatía craneal: Se centra en los problemas craneales y su influencia en el Sistema nervioso central.
Osteopatía visceral: Enfocada hacia la curación de órganos y vísceras, mejorando la función de estos mediante manipulación para conseguir un mejor riego sanguíneo.

La osteopatía en los países donde está aceptada, se imparte como estudios de segundo ciclo (5 ó 6 años en función de la universidad, Reino Unido, Francia…). En EEUU son equiparados a los médicos por lo que pueden recetar y practicar la cirugía.

La titulación que se obtiene después realizar los estudios en osteopatía es el DO “doctor in osteopathy” en EEUU o el DO en Europa “degree in Osteopathy”. Para acceder a los estudios de osteopatia en EEUU previamente se debe obtener una licenciatura en ciencias.

  • Principios de la Osteopatía

Existen ocho principios básicos en la Osteopatía:
Holismo: el cuerpo funciona como una unidad, no como un conjunto de órganos.
Relación forma-función: la estructura de un órgano influye en su función y viceversa.
Homeostasis: el cuerpo posee mecanismos autorregulatorios.
Autocuración: el cuerpo siempre busca su reparación, aunque la enfermedad altere ese esfuerzo.
Influencia interna por acciones externas: las fuerzas externas modifican la forma y función internas.
Circulación: el movimiento de fluidos corporales es esencial para el mantenimiento de la salud.
Inervación: los nervios juegan un papel crucial en controlar los fluidos corporales.
Componente somático de la enfermedad: toda enfermedad se manifiesta de forma externa como síntoma somático.

La Osteopatía se basa en que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados, y por tanto los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros.2 Es por tanto una práctica de tipo holístico. El tratamiento, que se denomina manipulación osteopática, consiste en un sistema de técnicas prácticas orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones y promover la salud y el bienestar.

En España se puede cursar como posgrado sanitario (fisioterapia…) o bien realizando un curso de 3-4 años en centros privados autorizados o universidades privadas, siendo legal ejercer en cualquiera de estas formas conforme la Resolución nº A4-0075/29 de Mayo 1997 del Parlamento Europeo y publicada en el DOCE el 16 de Junio de 1997, que establace que es terapia independiente).