Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Cefalea tensional y migraña

¿Sabías que desde la fisioterapia se pueden tratar los dolores de cabeza? Aunque parezca que es un campo exclusivo de los médicos, los fisioterapeutas también ejercen un papel importante en el tratamiento de esta patología.

Para empezar, para diferenciar entre los distintos tipos de dolores de cabeza, vamos a hablar de dos de los más frecuentes: la cefalea tensional y la migraña.

La cefalea tensional es un tipo de dolor de cabeza con dolor u opresión bilateral en la región craneal que se da de forma específica en la zona anterior y posterior de la cabeza, aumentando su intensidad a lo largo del día y pudiendo afectar también a la región facial y cervical. Esta se puede dar de forma poco frecuente (una cefalea al mes o 12 veces totales durante un año), frecuente (1-14 veces al mes) o de forma crónica (15 veces o más al mes, pudiendo darse a diario).

El síntoma principal de la cefalea tensional es el dolor de cabeza de tipo opresivo, pero también se puede dar fotofobia (sensibilidad a la luz), fonofobia (sensibilidad a los ruidos), náuseas, vómitos y dolor mandibular.

La causa de este tipo de dolor de cabeza es una tensión muscular en la musculatura del cuello, la cara y la región del cuero cabelludo. No existe una causa específica para que aparezca esta tensión, si no que se trata de una patología multifactorial en la que influyen factores como el estrés, la ansiedad, la depresión, la fatiga, los hábitos tóxicos, los traumatismos, los problemas relacionados con la articulación de la ATM y bruxismo, etc.

Por otro lado, la migraña es un trastorno multifactorial en el que no hay una única causa si no que intervienen aspectos genéticos, hormonales, ambientales, dietéticos, del sueño y psicológicos. Se caracteriza principalmente por dolor de cabeza que se da generalmente a un lado de la cabeza, pero a menudo en ambos, aunque se suelen dar, con frecuencia, otros síntomas como sensibilidad a la luz, al sonido y a los olores, además de náuseas y vómitos, entre otros.

La migraña puede ser episódica o crónica, donde la primera se da con menor frecuencia e intensidad que la segunda. La migraña crónica se caracterizada por ataques frecuentes de dolor de cabeza con al menos 15 días de dolor de cabeza al mes durante más de 3 meses. Esta suele ser hasta 3 veces más común en mujeres que en hombres, y se da habitualmente en personas entre los 18 y 50 años.

En fisioterapia es posible tratar ambas patologías, a través de una buena valoración con educación terapéutica, terapia manual principalmente a nivel de las cervicales, y ejercicio terapéutico graduado, principalmente. De hecho, se ha demostrado que el ejercicio aeróbico es capaz de reducir el dolor de cabeza a corto plazo, y que el ejercicio de fuera realizado de manera progresiva conlleva a una gran mejoría a largo plazo. Sin embargo, migraña es más complicada de manejar y ha de ser de tratada de forma multidimensional, donde intervengan médicos, fisioterapeutas, psicólogos y otros profesionales de la salud, para poder proporcionar el mejor tratamiento posible a este tipo de pacientes.

Autora: Paula del Toro (Fisioterapeuta)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies