La Fisioterapia traumatológica es una especialidad de la Fisioterapia en la que a través de medios físicos, previene, trata y cura enfermedades. Dentro de la fisioterapia traumatológica encontramos muy diversas patologías como: esguinces, fracturas, contracturas, luxaciones, tendinitis, calcificaciones, prótesis, rotura de ligamentos, rotura de fibras, patología meniscal, artrosis, artritis, etc… Cada una de estas patologías lleva consigo una valoración específica y un protocolo de tratamiento.

Realizamos todo tipo de rehabilitación desde el punto de vista traumatológico desde un simple esguince hasta una prótesis de rodilla pasando por infinidad de fracturas y luxaciones de las articulaciones, en la rodilla realizamos las últimas técnicas y protocolos a nivel de operaciones de Ligamentos cruzados y Meniscos acelerando la pronta recuperación del paciente con la máxima fuerza y estabilidad.

  • Los objetivos del tratamiento serán:

Aliviar el dolor
Reducir la inflamación
Recuperar la movilidad
Reentreno a las actividades de la vida diaria y a la actividad deportiva

  • Para conseguir estos objetivos, tenemos un amplio abanico de posibilidades:

Masoterapia (masaje)
Movilizaciones
Cyriax
Electroterapia: microonda, onda corta, láser, TENS, magnetoterapia, ultrasonido, infrarrojos, parafina…
Ondas de choque
Crioterapia
Potenciación muscular
Propiocepción y equilibrio
Ejercicios y estiramientos específicos para cada lesión
Ergonomía postural
Vendaje neuromuscular (kinesiotape)

Después de un buen tratamiento combinando las formas de terapia descritas anteriormente, el paciente estará preparado para volver a realizar todas las actividades de la vida diaria de manera y normal, y podrá volver a la práctica deportiva. No obstante, debe tener en cuenta su patología, y deberá seguir llevando un seguimiento y realizando sus ejercicios diarios para no volver a recaer y mantener su articulación plena forma.

La fisioterapia traumatológica, o recuperación física de un paciente traumatológico, es una prescripción médica y debe ser realizada íntegramente por un fisioterapeuta para garantizar la eficacia del tratamiento.

Para comprender mejor el funcionamiento de esta terapia recordaremos el proceso de generación de hernias discales y protusiones, patologías a las que principalmente va dirigido el tratamiento.