BLOG FISIOSERV

No more posts
ictus.jpg

El ictus es la primera causa de mortalidad en España para las mujeres y la segunda para los hombres, según el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología. 40.000 personas mueren cada año en España por esta causa, que se repite cada seis minutos en nuestro país.

A través de la fisioterapia para el ictus, se puede ayudar a los pacientes que han sufrido esta enfermedad.

Aquellas personas que le ganan la batalla al ictus tienen que convivir cada día con las secuelas: el 30% tiene discapacidad (parálisis, problemas de equilibrio, trastornos del habla) y solo el 40% puede valerse por sí mismo. Por ello la fisioterapia es fundamental.
Desde el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España aconsejan que la movilización del paciente con ictus hemodinámicamente estable se inicie a las 24 horas de producirse la lesión y que aquellas personas que están ingresadas por un ictus puedan contar con tratamiento de fisioterapia en la primera fase de ingreso hospitalario.
La fisioterapia en los pacientes con ictus se centra, en un primer momento, en recuperar la estabilidad del tronco y la fuerza de las extremidades para que el enfermo pueda mantenerse en pie, en primer lugar, y caminar, después.
Una vez que el paciente tiene movilidad suficiente como para caminar por sí mismo, el fisioterapeuta, a través de tratamientos de fisioterapia pasiva, trabaja para lograr la máxima recuperación motora, de manera que el paciente no solo camine, sino que también pueda hacer ejercicios más complejos.
Las movilizaciones pasivas son fundamentales en el tratamiento de fisioterapia, para ayudar al paciente a mover sus extremidades, que están afectadas por el accidente cerebrovascular que es el ictus. Estas movilizaciones se deben combinar con masaje terapéutico o masoterapia y también resulta muy indicado el tratamiento con punción seca.
Un tratamiento especialmente diseñado para la fisioterapia neurológica en caso de ictus es el que se conoce como método Kabat. Sus principios pueden resumirse en:

Se trabaja con el paciente haciendo movimientos complejos globales, parecidos a los que se realizarían en la vida diaria.

El fisioterapeuta debe aplicar la máxima resistencia manual para conseguir el desarrollo de la potencia muscular del paciente.
Es preciso ejercer presión manual sobre la piel que cubre músculos y articulaciones para orientar sobre la dirección del movimiento y provocar así una respuesta motora en el paciente.
Hay que combinar las movilizaciones con órdenes verbales, que también estimulan al paciente.
Los movimientos tienen que incluir compresión y tracción, para estimular los reflejos corporales y conseguir la máxima amplitud articular.
Se deben realizar estiramientos de manera breve y sincrónica, para conseguir incrementar al mismo tiempo la contracción muscular.
A todo esto hay que añadir el tratamiento médico con infiltraciones de bótox, que ayudan a reducir la espasticidad o la rigidez y tensión en los músculos.


mocos3.jpg

Llega el invierno y con ella los temidos catarros en niños y bebés y otros problemas respiratorios. Tos, mocos, infecciones…

Fisioterapia respiratoria

La Fisioterapia Respiratoria es una ayuda fundamental para los niños y los bebés, junto con unas buenas pautas de cuidado y prevención domésticas muy sencillas. Las técnicas de Fisioterapia Respiratorias deben ser ejecutadas por un profesional competente para hacer un tratamiento eficaz. Además son muy seguras y apenas tienen complicaciones. No sólo se emplean para limpiar y drenar el exceso de mucosidad en las vías respiratorias (pulmones, garganta y nariz), sino que también favorece la absorción de los medicamentos en el caso de que el niño esté con algún tratamiento farmacológico. De este modo no sólo se reduce la duración del catarro y sus síntomas, sino que el niño estará con menos molestias y la cantidad de fármacos para aliviar los síntomas se verá considerablemente reducida.

Recomendaciones

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que al mejorar la absorción de los fármacos y reducir la congestión de las vías respiratorias, estas técnicas favorecen el intercambio gaseoso y por lo tanto la oxigenación.

Los lavados nasales con suero fisiológico son fundamentales, tanto durante la terapia como en casa con cierta frecuencia. No son perjudiciales para el pequeño. Pero es fundamental hacerlos de forma correcta evitando el uso de aspiradores y otros dispositivos de este tipo.


1.jpg

 

Rol de la fisioterapia

Mucha gente, inclusive profesionales de la salud, no tiene noción acerca de la tarea y de los conocimientos del fisioterapeuta, pensando en que esta se limita a sesiones de masaje.

Un fisioterapeuta se forma en anatomía, fisiología, biomecánica y fisiopatología del cuerpo humano, entre otras asignaturas. Esto lo realiza con el objetivo de tratar al paciente y saber como se comportan las diferentes estructuras del cuerpo en distintas circunstancias, ya que su rol empieza con el diagnostico.

A menudo llegan pacientes cuyo diagnóstico es lumbalgia o cervicalgia, que sólo quiere decir dolor (algia) en cierta región, lo cual no aporta datos significativos. Si se quiere ir a la raíz de ese síntoma, hay que conocer los factores que lo provocan, y eso nos lleva a diagnosticar, mediante la anamnesis, la evaluación clínica, y los exámenes complementarios, poniendo en práctica los conocimientos antes mencionados.

Causa del problema

Luego de saber la posible causa del problema se plantean los objetivos y el tratamiento adecuado para cada paciente en particular, utilizando las diferentes técnicas y herramientas con que contamos, ya sean manuales (masoterapia, neurodinámica, osteopatía, etc.), agentes físicos (electroestimulación, ultrasonido, magnetoterapia, frío, calor, etc.), o ejercicios terapéuticos (movilidad, fortalecimiento, relajación etc.).

Rol de la fisioterapia

La intervención de la fisioterapia en la comunidad tiene aspectos como la construcción social de la salud y la enfermedad, la contribución de factores sociales y otros factores a la salud, así como las teorías sistémicas, se toman en consideración para conceptualizar la fisioterapia comunitaria. El papel del fisioterapeuta en la comunidad puede incluir un número amplio de estrategias, desde intervenciones terapéuticas con grupos en la comunidad, hasta prevención y procesos de educación para la salud. En cualquier caso, trabajar con comunidades debería dirigir al profesional a un proceso reflexivo, en el que se analicen las condiciones insaludables en que vive la gente y animar a la comunidad a hacer cambios globales para incrementar los índices de salud de las personas ya que la salud es la parte fundamental de cada una de nuestras vidas, abarcando el estado biológico, social, psicológico y medio-ambientalista.

Los roles que deben manejar los fisioterapeutas dentro de una comunidad deben ser:

Promover la Salud
Prevenir los factores de riego
Prevenir la discapacidad
Deficiencias respiratorias
Caídas del adulto mayor
Deficiencias Ocupacionales
Abordaje o manejo de las personas con discapacidad.
Por ultimo podemos decir que el fisioterapeuta es una pieza fundamental en el equipo medico comunitario, tanto para rehabilitación como para la prevención y promoción de la salud en las comunidades.


0002946344EE-849x565.jpg

Fisioterapia en la disfunción de la ATM

 

La disfunción o trastorno de la articulación temporomandibular (ATM) es muy común y afecta a un 20-40% de la población. El dolor de mandíbula es uno de los síntomas más característicos de la disfunción de la ATM. El tratamiento conservador es eficaz en el 90% de los casos.

¿Qué es un trastorno de la articulación temporomandibular?

La articulación temporomandibular (ATM) guía el movimiento de la mandíbula. Los problemas en la ATM se conocen como trastornos o disfunciones. La alteración disfuncional más frecuente es el síndrome de disfunción temporomandibular, que está causado por un mal funcionamiento entre las diferentes partes de la articulación (disco articular, cóndilo, fosa y eminencia).

Anatomía de la ATM

Los problemas en la ATM, se pueden clasificar en dos grandes grupos:

Desórdenes musculares o miopatías temporomandibulares: los cuadros más frecuentes son el síndrome miofascial y el bruxismo.
Desórdenes articulares o artropatías temporomandibulares: son los cuadros intrínsecos de la propia ATM (luxaciones, desplazamientos discales, bloqueos, etc.).


Causas de la disfunción temporomandibular

  • Las disfunciones de la articulación temporomandibular pueden estar causadas por:
  • Malos hábitos posturales: mientras trabajamos en la oficina delante del ordenador, atendiendo llamadas o al conducir durante períodos largos, muchas veces nos olvidamos de tener una postura adecuada. Una postura con la cabeza hacia delante pone en tensión los músculos, los discos articulares y ligamentos de la ATM.
  • Apretar los dientes durante la noche (bruxismo): muchas personas aprietan los dientes por la noche mientras duermen, por lo general a causa del estrés. Esto genera una tensión constante en la articulación y los músculos circundantes.
  • Problemas de alineación dental (mala oclusión): una mala alineación dental puede provocar alteraciones en la ATM.
  • Fractura
  • Cirugía
  • Trismo

Síntomas de la disfunción temporomandibular

Algunos de los principales síntomas son:

Dolor en la mandíbula
Sensación de fatiga de la mandíbula
Dificultad para abrir la boca al comer y hablar
Pitido en los oídos
Mareos
Dolor de cabeza
Ruidos en la mandíbula (clics)
Dolor en el cuello
Bloqueo de la mandíbula
dolor en la mandibula

¿Cómo se diagnostica?

Para identificar la causa de los síntomas, tu fisioterapeuta:

Revisará tu historial médico y preguntará por cualquier cirugía previa, fracturas u otras lesiones en la cabeza, el cuello o la mandíbula.
Llevará a cabo un examen físico de tu mandíbula y el cuello.
El fisioterapeuta evaluará tupostura y la movilidad de lacolumna cervical y el cuello. Examinará la ATM para evaluar si hay alguna alteración en el movimiento de la mandíbula.
Si, después del examen, el fisioterapeuta sospecha que tu dolor es el resultado de una mala alineación de los dientes, te remitirá al odontólogo para un examen más exhaustivo.

Si es necesario, también se pueden realizar pruebas complementarias para confirmar los datos de la exploración física:

Tomografía computarizada
Ortopantomografía
Resonancia magnética
Tratamiento de fisioterapia para las disfunciones de la ATM

La fisioterapia puede ayudarte a restaurar el movimiento natural de la mandíbula y a reducir el dolor. Si el fisioterapeuta determina que tu dolor en la mandíbula no está relacionado con la alineación de los dientes, seleccionará el mejor tratamiento basado en la exploración física. Los tratamientos de fisioterapia para la disfunción de la ATM pueden incluir:

Ejercicios activos y movilizaciones manuales (terapia manual): solos o en combinación, pueden ser efectivos en el corto plazo para el aumento de la apertura vertical total en pacientes con disfunciones de la ATM, resultantes de un desplazamiento agudo de disco, artritis aguda, o síndrome miofascial agudo o crónico. A menudo se incluye en el protocolo de tratamiento, un programa de ejercicios para realizar en casa.
Educación postural: si tu fisioterapeuta ha observado en la exploración física una postura inadecuada, el tratamiento estará orientado a reequilibrar la postura mediante diferentes métodos. Por ejemplo, una postura adelantada de la cabeza al sentarse puede indicar que se está poniendo en tensión la musculatura que hay debajo de la barbilla, causando que tire de la mandíbula inferior, generando una abertura bucal incluso cuando se está descansando, incrementando el estrés en la articulación temporomandibular. Como consecuencia, los músculos de la mandíbula podrían estar trabajando en exceso para forzar el cierre de la boca y evitar la abertura de la boca. Tu fisioterapeuta te enseñará a ser consciente de tu postura para que puedas mejorar la posición de reposo de la mandíbula, la cabeza, el cuello, el esternón y los omóplatos cuando estés sentado y/o caminando.
Tratamientos especiales para el dolor: Además de la terapia manual, si el dolor es severo, tu fisioterapeuta puede decidir utilizar tratamientos para reducir el dolor como: la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS), ultrasonido, calor o frío en las zonas doloridas o contracturadas.
Técnicas de biofeedback: con procedimientos de autorrelajación.
El tratamiento de los trastornos en la ATM es multidisciplinar, ya que pueden intervenir varios profesionales sanitarios. Si la disfunción de la ATM está causada por problemas de alineación de los dientes, el fisioterapeuta puede derivarte a un odontólogo.

En los casos muy severos de disfunciones de la ATM y cuando el tratamiento conservador haya fracasado, será necesaria la cirugía mediante artroscopia, artrocentesis o cirugía abierta.

Prevención de las disfunciones de la ATM

Mantener una buena postura al sentarse es clave para prevenir problemas en la ATM. Tu fisioterapeuta te mostrará cómo mantener una buena postura al sentarse para prevenir futuros problemas.

Consejos generales:

  En el trabajo:

Tu trabajo debe estar directamente en frente tuyo y no a un lado, donde estarías obligado a mirar en una dirección durante largos períodos de tiempo.
¿Estás atendiendo el teléfono durante largos períodos de tiempo? Usa un auricular que permita al cuello y la mandíbula mantenerse en una posición de descanso (“neutral”).


0008700436E-849x565.jpg

 

¿Cómo evitar dolores de espalda?

 

El 80% de la población tendrá molestias en la espalda en algún momento de la vida. Pasamos muchas horas sentados delante de un ordenador, no sentarse correctamente puede causar problemas de circulación, fatiga y malestar en la espalda.

Reposapiés, cojines lumbares y sillas sincronizadas te ayudarán a encontrar la postura adecuada para evitar dolores de espalda.

Las formas incorrectas de sentarse se pueden equiparar a los miembros del circo:

Trapecista: se sienta en la punta de la silla, como si el respaldo quemara, al borde del abismo.
Contorsionista: cruza un pie debajo del otro en el asiento.
Hombre bala: curva tanto la espalda que parece dispuesto a salir disparado.
Escapista: el que se escurre lentamente en la silla hasta casi desaparecer.
Todas estas posturas igual nos dan trabajo en el circo, pero nos llevan directo a un dolor de espalda casi seguro.

dolor espalda

¿Cómo sentarse de forma correcta?

Pies completamente apoyados en el suelo.
Rodillas al mismo nivel o por encima de las caderas.
Respaldo de la silla debe respetar las curvaturas normales de la espalda y sujetar las lumbares.
Pantalla situada a unos 45 a 55 centímetros de distancia, frente a los ojos y a su altura o ligeramente por debajo.
Teclado bajo para evitar levantar los hombros.
Las muñecas y antebrazos deben estar alineados con el teclado.
Varios productos nos ayudan a tener una postura óptima para evitar los dolores de espalda:

1. El reposapiés ayuda a una posición correcta del cuerpo, reduce la tensión y la fatiga de la espalda, el cuello y las piernas.

 

2. Los cojines lumbares alivian el dolor de espalda en la oficina. El cojín se coloca entre el respaldo y la espalda, en una posición que estimula al usuario a mantener una posición erguida, correcta y saludable para la columna vertebral.?

Los cojines lumbares reducen la presión que la posición de sentarse aplica sobre la espalda baja, lo que contribuye a reducir las molestias y el dolor de espalda, al tiempo que ofrecen un apoyo firme que permite un mayor descanso y relajación.

 

3. El sillón sincronizado: ofrece la mejor ergonomía gracias al desplazamiento coordinado del asiento y del respaldo que acompaña todos tus movimientos. Este tipo de sillones es ideal para jornadas laborales largas.

 

Recuerda: procura sentarte bien para evitar el dolor de espalda y te sentirás mejor. Las sillas de oficina con diseño ergonómico nos ayudan a sentarnos correctamente, incluso durante largos periodos de tiempo


0002796166PP-1280x1920-1200x1800.jpg

 

BIOTIPOS

Seguramente has observado cómo algunas personas tienen tendencia a engordar a lo más mínimo que descuiden un poco su dieta mientras que por el contrario hay personas que se mantienen delgadas coman lo que coman y sin hacer ningún tipo de ejercicio. ¿Cuál es la explicación a esto?.

Alrededor del año 1940 , William Sheldon estableció una división en tres categorías de los tipos de cuerpos humanos o Biotipos, atendiendo a su capacidad para acumular grasa y sintetizar músculo. Estas trés categorías son Ectomorfo, Mesomorfo y Endomorfo.
Los «somatotipos» de Sheldon y sus supuestas características físicas asociadas se pueden resumir como:

Ectomórfico

Caracterizado por:
Músculos y extremidades largas y delgadas.
Poca grasa almacenada.
Les cuesta ganar peso.
El entrenamiento esta destinado a ganar masa muscular.
Por lo general denominados delgados.
Los ectomorfos no poseen predisposición a desarrollar los músculos ni a almacenar grasa.

Mesomórfico

Etimológicamente, “meso” quiere decir “medio”; precisamente este tipo somático es un punto medio entre los otros dos este biotipo es caracterizado por:
Son personas con el cuerpo atlético por naturaleza.
Huesos de dimensiones promedios.
Torso macizo.
Bajos niveles de grasa.
Hombros anchos con una cintura delgada.
Usualmente identificados como musculosos.
Los mesomorfos poseen una predisposición a desarrollar músculos pero no a almacenar tejido graso.

Endomórfico

Caracterizado por
Una mayor almacenamiento de grasas.
Una cintura gruesa.
Son de aspecto redondeado.
Su entrenamiento esta destinado a ejercicios cardiovasculares.
Estructura osea de grandes proporciones.
Por lo general denominado obesos.
Abdomen voluminoso.
Miembros cortos y casi siempre flácidos.

En las mujeres, los biotipos son morfología calypso (más anchas de caderas que de hombros (similar a endomorfos en hombres) morfología diana (como ectomorfos) y Venus (como mesomorfos).

Biotipos

TEST Para saber tu BIOTIPO

1) Mi estructura ósea es:
Muy grande – 3 puntos
Medio grande – 2 puntos
Pequeña o frágil – 1 punto

2) Mi cuerpo tiende a:
Acumular demasiada grasa – 3 puntos
Ser delgado y musculoso – 2 puntos
Ser demasiado flaco – 1 punto

3) Mi cuerpo se ve:
(Los hombres contestan)
Redondo y suave – 3 puntos
Cuadrado y rugoso – 2 puntos
Largo y tenue – 1 punto
(Las mujeres contestan)
En forma de pera – 3 puntos
Como reloj de arena – 2 puntos
Muy derecho y alargado – 1 punto

4) Cuando niño estaba:
Rechoncho – 3 puntos
Normal – 2 puntos
Demasiado flaco – 1 punto

5) Mi nivel de actividad es:
Sedentario – 3 puntos
Bastante activo – 2 puntos
Hiperactivo, no puedo quedarme sentado – 1 punto

6) Mi acercamiento a la vida es:
Reposado – 3 puntos
Dinámico – 2 puntos
Preocupado – 1 punto

7) Mi metabolismo es:
Lento – 3 puntos
Exacto – 2 puntos
Demasiado veloz – 1 punto

8) Las personas me dicen:
Que debo perder peso – 3 puntos
Que me veo muy bien – 2 puntos
Que debo engordar – 1 punto

9) Si rodeas tu muñeca con el dedo medio y el pulgar de tu otra mano:
El dedo medio y el pulgar no se tocan – 3 puntos
El dedo medio y el pulgar apenas se tocan – 2 puntos
El dedo medio y el pulgar se traslapan – 1 punto

10) Respecto a mi peso, yo:
Gano peso fácilmente, pero me cuesta perderlo – 3 puntos
Rano y pierdo peso bastante fácilmente. Permanezco casi siempre igual – 2 puntos
Rengo problemas para subir de peso – 1 punto

11) Tengo hambre:
Casi todo el tiempo – 3 puntos
A la hora de comer – 2 puntos
Raramente – 1 punto

12) La gente me describiría como:
Una persona emocional – 3 puntos
Una persona física – 2 puntos
Una persona intelectual – 1 punto

Resultados
32 – 37 puntos = Endomorfo puro
27 – 31 puntos = combinación de Endomorfo y de Mesomorfo
22 – 26 puntos = Mesomorfo puro
17 – 21 puntos = combinación de Ectomorfo y de Mesomorfo
12 – 16 puntos = Ectomorfo puro


0003091656MM-849x565.jpg

Cómo superar la depresión postvacacional

Se acabo ese viaje que tanto planeaste, los momentos de diversión junto a tu familia o amigos y los días de ocio fuera de lo común y al regresar a la rutina es normal sentirnos apáticos e incluso algo tristes, pero cuando estos sentimientos se convierten en un asunto verdaderamente serio se habla del síndrome postvacacional. En unComo.com te damos las claves para que descubras cómo superar la depresión postvacacional y no dejar que este sentimiento controle tu día a día.

Instrucciones

La depresión postvacacional presenta signos muy similares a los de cualquier depresión: apatía, tristeza, irritación, insomnio y ansiedad. Se presenta con frecuencia cuando debemos volver a nuestra rutina, en especial si por algún motivo estamos descontentos con nuestro trabajo o vida actual.

Aunque es difícil, es importante que te prepares para llevar a cabo tu rutina nuevamente de una forma positiva. Los días de vacaciones son un respiro y una distracción pero es momento de comenzar de nuevo y cuanta más energía le pongas al asunto menos tiempo durará tu tristeza.

Comienza por recuperar tus hábitos cotidianos poco a poco. En el trabajo vete poniendo al día con los asuntos pendientes y con los nuevos proyectos por asumir sin pretender cubrirlo todo en un solo día, ésto podría agobiarte y aumentar la sensación de tristeza y nostalgia.

depresion post vacacional
Piensa que estos no son tus últimos días libres del año, están los fines de semana y siempre hay una posibilidad de escaparse algún día libre. Es importante que aproveches tu tiempo libre al máximo para no sentir que las vacaciones son la única oportunidad que tienes para hacerlo.

¿Qué es lo que te agrada de tu trabajo?, siempre hay cosas positivas, identifícalas y trabaja sobre ellas. También es un buen momento para detectar lo que deseas cambiar y corregirlo tanto en el ámbito laboral como personal, al haber pasado unos días fuera de la cotidianidad podemos detectar más rápido lo que no funciona e intentar modificarlo.

Aunque a veces nos enfrascamos en crear una rutina que puede resultar aburrida.La realidad es que el día es largo y  hay mucho por hacer cuando salimos de nuestro trabajo o cesamos en nuestras responsabilidades. No olvides dedicarle tiempo a la familia y los amigos e intentar salir de vez en cuando de la rutina, estro hará que tu día a día sea mucho más placentero.

Busca el bienestar y la alegría en los pequeños detalles de tu vida. Todo tiene sus aspectos positivos pero hay que saber cómo detectarlos y trabajar sobre ellos para conseguir la realización personal y alejar a la frustración. Practica un deporte, sal de la rutina, disfruta de tu ciudad y de la compañía de tus seres queridos y te sentirás mucho mejor.

Si después de un par de semanas de tu retorno aún continúas triste, apático y deprimido es importante que evalúes con profundidad el porqué de esta situación. Quizá sea momento de cambiar aspectos fundamentales de tu vida, pero antes de hacerlo debes tener claro  cuáles son. ¿Deseas un mejor empleo? ¿debes mejorar tu relación de pareja, la comunicación familiar?, piénsalo.

Si tu síndrome postvacacional se ha convertido en una depresión más profunda de lo esperado, no dudes en visitar a un especialista que te pueda orientar y ayudarte a superar esta situación.

Sumérgete en el deporte, muévete y actúa.

Y no hay nada mejor que dejarse en manos de un especialista para recibir un buen masaje que relaje el cuerpo y la mente. También puedes realizarte un tratamiento de belleza, quitarte esos kilitos de más que se han acumulado y no te gustan nada.

 

Pon una sonrisa en tu cara y… a seguir disfrutando, porque cada día es especial!


0009746790X-565x849.jpg

Consejos para el verano

… ¡Y agosto llegó! Muy querido por algunos, muy odiado por otros… pero no deja a nadie indiferente. Para algunos es el momento fantástico para hacer todo aquello que no se puede hacer en el día a día rutinario. Llega el momento de despedir los compañeros de trabajo, de universidad y viajar… muy lejos, o muy cerca, solos o excesivamente acompañados pero es época de cambios y de movilizarse. Para otros es momento de trabajar por primera vez haciendo sustituciones de los que ahora se van y de tener, por lo tanto, el primer contacto en el mundo laboral. Para otros no será el primer contacto laboral, pero si será momento de poder volver a trabajar. Sea de una manera o de otra el verano significa: cambio.

¿Y cuántos pacientes experimentan cambios también en verano? Aquellos que son afines a nuestro servicio de fisioterapia, en verano se toman un descanso. ¿Un descanso que a lo mejor en invierno ni se hubieran planteado?, o aquellos pacientes que justo al hacer las maletas, al subirlas al coche, al jugar a raquetas de playa con su hijo sufren alguna afección lumbosacra incapacitante o bien experimentan dolores que no habían sufrido nunca…

Salud en verano

En verano debemos seguir cuidando nuestra salud, bien porqué percibimos que es el mejor momento para hacerlo, bien porqué en estos momentos de descanso es cuando el cuerpo “pasa factura” a los niveles de estrés al que le sometemos durante el resto del año. La mejor manera para tratar estos desajustes corporales es poniéndote en manos de un profesional de la salud, que te asesorará, derivará y/o tratará de forma individualizada. Pero de forma general, estos 8 consejos pueden ayudarte a mejorar tu percepción y estado de salud, en general:

¡Hidrátate bien!

Ya sabemos que con el calor, se aumenta la deshidratación del cuerpo. Además, piensa que el sudor y la orina son vehículos del cuerpo humano para eliminar toxinas perjudiciales para tu salud y los tejidos. Pero para poder hacer esta función “desintoxicativa” se necesita un buen aporte de agua (¡y no se vale decir que la cerveza ya lleva!) Los zumos naturales, no solo tienen un gran contenido de agua, minerales y fibra válida para nuestro intestino, sino que también, aquellas frutas maduradas al sol tienen un buen contenido de vitamina C, que tiene un gran poder antihistamínico.
Aliméntate bien

Fíjate en los huertos que tienes alrededor de casa. Están llenos de color y formas. Aprovecha la oportunidad que te da el buen tiempo para saborear sus frutos. Los vegetales son prácticamente los únicos alimentos que alcalinizan el cuerpo humano y neutralizan el pH ácido, que puede aumentar la sensación de dolor muscular.

Toma el sol

No hay mucho que decir sobre ello, puesto que ya se han descrito en numerosos estudios científicos el poder beneficioso del sol sobre la síntesis de vitamina D y el estado de humor general, por el efecto que tiene sobre la segregación de los diferentes neurotransmisores del sistema nervioso descendente, que también nos ayudarán a combatir el dolor y la depresión.

¡Muévete!

La contracción muscular mejora, entre muchas otras cosas, la calidad de captación energética del músculo. A parte, la actividad física ha demostrado evidencia científica en mejorar el estado general de salud en múltiples patologías de alta prevalencia.

Descansa

En verano hay tiempo para todo, y aunque lo vivas como si fuera el último de tu vida, no olvides que tu cuerpo necesita dormir y descansar. Es mientras dormimos cuando el cuerpo aprovecha para repararse y regenerarse. Sería fantástico que además pudieras descansar por la noche.

Relaciónate  con tus seres queridos

No hay nada mejor que estar con los tuyos y sentirte feliz. Todo el mundo necesita afecto y cariño y en verano siempre se suele tener más tiempo para poder compartirlo. Aprovéchalo para dar muchos abrazos a quién creas que se los merezcan.

¡Ríete!

Y no solo porqué reírse es la expresión de pasarlo bien, sino porqué mejora la variabilidad del ritmo cardíaco, la ventilación y la disminución de los niveles de cortisol y otras hormonas que participan en la elaboración del estrés, sino que además favorece la movilidad visceral, que muchas veces se ve reducida por los largos periodos de sedentarismo que pasamos (en el trabajo, en el coche, en casa…)

Sé feliz y positivo

¡No hay nada más preventivo y curativo que eso! Sí que es cierto, que solo podrás ser feliz y positivo si todo tu organismo funciona correctamente, pero podemos poner nuestro granito de arena y contribuir a ello si nos damos mensajes positivos. Sí, es un rollo hacer y deshacer maletas pero piensa que es una inversión para pasar tiempo con tus seres queridos y en algún lugar diferente. Sí, pasaremos calor, haremos colas en la carretera, en los restaurantes, en los museos… pero no por refunfuñar más van a acelerarse antes y te pondrás de mal humor (¡recuerda los beneficios de reírse!). Aprovecha para relajarte, observar tu entorno, mirar el paisaje, hablar con los acompañantes del coche, cantar, jugar a juegos imaginativos con tus hijos o, sencillamente, siéntete feliz por poder estar disfrutando de ese tiempo.
Porque pasar un buen verano no tiene que ser nada más que estar con tus seres queridos, riéndote mientras haces deporte y a la luz del sol, tomar un tentempié sano y refrescante e irte a descansar pensando en lo feliz que has sido durante ese día…