Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

ASTENIA PRIMAVERAL: Ejercicios para aliviar los síntomas.

El cambio de estación de invierno a primavera viene acompañado de modificación de horario (se adelantan una hora nuestros relojes) y aumento de las temperaturas. Esta transición altera nuestros ritmos biológicos y puede provocar decaimiento físico y mental, somnolencia por cambios en los ciclos del sueño y falta de motivación. Esta situación afecta a un 10% de la población y se denomina astenia primaveral.

El ejercicio físico presenta numerosos beneficios tanto biológicos (regula la presión arterial y los niveles de insulina, mejora la densidad ósea, aumenta el tono y la fuerza muscular y mejora la resistencia física, la flexibilidad y la movilidad) como psicológicos (mejora la autoestima, disminuye la tensión y el estrés y produce sensación de bienestar), siendo un aliado en la mejora de los síntomas de la astenia primaveral.

En este artículo proponemos una serie de ejercicios para recuperar la vitalidad, mediante el movimiento de todos los grupos musculares desentumecemos el cuerpo y aumentamos nuestra energía.

EJERCICIOS

Túmbese boca arriba, con las piernas flexionadas a un palmo de distancia y los brazos relajados a los laterales del cuerpo.

Respiración profunda:


Coloque sus manos sobre las costillas. Inhale profundamente llevando el aire hacia las parrillas costales y exhale lentamente. 5 repeticiones.

Protracción-retracción escapular:


Coloque los brazos extendidos trazando una perpendicular con el suelo. Ascienda los hombros intentando alcanzar el techo con las manos, después, descienda los hombros empujando las escápulas contra la superficie durante 5 segundos. 10 repeticiones.

Flexión de hombro:


Descienda los brazos en paralelo hacia la cabeza y vuelva a la posición de inicio. 10 repeticiones.

Abducción de hombro:


Descienda los brazos en cruz a ambos lados del cuerpo y recupere la posición inicial. 10 repeticiones.

Puente:


Ascienda progresivamente glúteos, lumbares y dorsales hasta quedar apoyado sobre las escápulas. Mantenga 5 segundos la posición y descienda progresivamente dorsales, lumbares y glúteos hasta regresar a la posición inicial. 10 repeticiones.

Flexión cadera:


Ascienda la pierna extendida con el pie en flexión. Lo importante es el movimiento, no la altura que alcance con la pierna. 10 repeticiones.

Flexo-extensión de rodilla y pie:


Doble la rodilla hacia el pecho con el pie flexionado y extienda la rodilla completamente con el pie en punta.

 

Con estos ejercicios podrás disfrutar de la mejor de las primaveras con todo tu entusiasmo!!

Autora: Ester Cáceres Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

Cefalea tensional y migraña

¿Sabías que desde la fisioterapia se pueden tratar los dolores de cabeza? Aunque parezca que es un campo exclusivo de los médicos, los fisioterapeutas también

Leer más »

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies