Lo que buscaremos principalmente es mantener la movilidad articular, mantener o restaurar la independencia en las actividades cotidianas, mantener o aumentar la fuerza muscular, conseguir un patrón correcto de marcha y equilibrio y conseguir que el paciente vuelva a coger confianza en sí mismo.

La fisioterapia geriátrica lo que busca es mantener una buena calidad de vida y una autonomía por parte del paciente geriátrico, ayudar a las personas mayores a desenvolverse en su vida diaria con la mayor independencia posible y esto muchas veces lo conseguimos evitando la inactividad del paciente.

Sin tener que desplazarse, será atendido en su domicilio, hospital o residencia en que se encuentre ingresado, por fisioterapeutas colegiados, con amplia experiencia y formación en el sector de la geriatría.

  • PREVENIR ES MEJOR QUE CURAR

La falta de fuerza o la fragilidad física, la rigidez muscular, el dolor, alteraciones del equilibrio y problemas psicológicos son los motivos más frecuentes.Todo esto nos tiene que servir para tener claro un objetivo en el tratamiento de problemas de movilidad en ancianos. Nos referimos a prevenir, antes incluso de que exista un problema físico grave.

Niveles de prevención:
[accordion]
[accor_block active=true title=”Primaria”]La prevención primaria intenta que la enfermedad no aparezca y, por lo tanto, tampoco la dependencia. [/accor_block]
[accor_block title=”Secundaria”]La prevención secundaria incide sobre grupos de riesgo actuando con un diagnóstico precoz.[/accor_block]
[accor_block title=”Terciaria”]La prevención terciaria consistirá en una actuación sobre la patología y situación que ya creó dependencia, para que ésta revierta o se minimice al máximo.[/accor_block]
[/accordion]

La fisioterapia geriátrica es fundamental en los tres niveles de prevención y, por lo tanto, en el factor clave de dar calidad de vida a las personas que envejecen.